Con un arranque decepcionante en taquilla (no es que sea malo, pero no lo esperado para una super producción de este calibre), pocos son los que auguran cambios en el futuro Warner/DC e incluso algunos los que hablan del fin del mismo.

Pero… hay gente que solo quiere ver arder el mundo.

Por una parte no podemos ser ciegos. No se está teniendo el éxito esperado (aunque aún hay margen de mejora) y las cifras finales, aunque el boca a boca o el destino en si haga que los ingresos por Justice League acaben con algo decente (sobretodo sin suponer perdidas), es cierto que puede haber alteraciones.

Las lecturas que se pueden hacer son muchas: desde aparcar o hibernar proyectos de cintas grupales como esta, a cancelar planes para proyectos de personajes involucrados (salvo Wonder Woman por su éxito, o Aquaman porque ya terminó el rodaje) o, en definitiva, pararse a analizar todo. Cerrando o no proyectos por el camino.

Lo bueno de Justice League es que, sin ser una película perfecta, enmendó gran parte de los errores achacados a BVS (trama compleja y confusa, tono muy oscuro, Superman irreconocible, etc). Pero BVS triunfó y esta no.

Podemos pasar días debatiendo el porque de este arranque de JL, pero lo que importa es lo que analice Warner. Esperamos que cale el mensaje de que el cambio de rumbo va bien encaminado. Esperamos que cale que este es Superman. O que los personajes interesan. O incluso que deberían meter menos tijeretazos (recordemos que la versión extendida de BVS hizo que muchos se retractaran de su primer impresión).

Pero también podrían pensar que la Liga no interesa, que deben buscar algo similar a BVS o… vete tú a saber qué…

No obstante, tampoco hay que ser gafes.

Aunque JL supusiese pérdidas (podrían ser, en el peor de los casos, de hasta 100 millones), tenemos a Aquaman en 2018. Después Wonder Woman 2. Shazam. Y otras en preparación como Suicide Squad 2 o Gotham Sirens. Y no olvidemos The Batman.

Puede que la cinta de Flash (Flashpoint supuestamente) sufra retrasos o alteraciones. Puede que se cancele la cinta de Cyborg (pinta que si). Puede que tardemos mucho en ver a Superman en solitario. Pero…

Puede que, si se hacen bien las cosas, las cintas que están por llegar triunfen. Y que aunque no arrasen en taquilla dejen un mensaje claro: queremos más.

El viaje de la Liga acaba de comenzar. Y casi el de DC. Y no va a terminar aquí. Pero eso sí, dependerá de su buen hacer y del apoyo que tú, el fan, el consumidor, les brinde.

Yo soy fan acérrimo de Batman. Así que me queda ver JL en el cine al menos una o dos veces mas. Y llevo dos.