Eso es. Como Dios manda.

No pocos temían un versión descafeínada de la peli del Mercernario Bocazas, pero el mismo Ryan Reynolds ha confirmado que será una cinta clasificada para adultos en la que habrá mucha violencia y… hasta sexo entre unicornios!!!

Ahí os va el vídeo (en plan de coña), con el anuncio.