Alien Versus Predator (2004)

Sinopsis: Un grupo de investigadores, financiado por Empresas Weyland, descubrirá una misteriosa pirámide en la que deberán sobrevivir a una pesadilla, donde dos especies alienigenas están en medio de una especie de guerra ancestral. Gane quien gane, nosotros morimos.

alien-vs-predator

Crítica: AVP, como conmunmente se conoce a la cinta, era un proyecto que muchos aficionados a ambas sagas llevaban eones esperando. No en vano, era algo que llevaba años produciéndose en la industria del cómic y hasta en los videojuegos y, por ello, parecía inevitable que estos seres extraterrestres terminasen por verse las caras en el celuloide.

Digo esto, mas que nada, para dejar claro dos cosas: la enorme expectación (hype, como nos da por decir ahora) que había con este proyecto y, en segundo lugar, que su argumento bebe muy mucho de los cómics que habían enfrentado a las criaturas antes que Hollywood.

Y bien, ¿cómo de buena es la película? Pues así, resumiendo un poco: floja. Y os lo dice, paradójicamente, un tío que la debe haber visto una treintena de veces. Entonces, ¿cómo se come esto?

Bien, la trama en sí no está mal (aunque tampoco es que sea para tirar cohetes), los efectos visuales y de maquillaje están (salvando una puntilla que luego meteré) bastante bien logrados también; ver a los aliens y los cazadores enfrentarse, es algo que muchos teníamos unas ganas increíbles y, por primera vez, vemos en la misma película a mas de un predator cazando juntos. Ok, en Predator 2 se ven un buen puñado de ellos al final, pero apenas desfilando fugazmente.

Y ahora, lo malo: hablamos del director de la grandiosa y elocuente «Residente Evil«, una de las peores adaptaciones de un videojuego al cine; el reparto, salvando un poco a Weyland (Lance Henriksen) y a «la chica rubia de las pistolas y los condones» (Agathe De Laboulaye) , pues…¿cómo lo diría? Terrible. Especialmente la pareja protagonista (tiene webs la cosa). Ah bueno, los actores encargados de dar vida a las criaturas sin duda dan la talla mucho mas que ninguno, salvando las dos excepciones comentadas. Pero no solo estos pequeños detalles, sino que en cuanto a guión, se cometen unos pocos errores bastante ridículos de los que también hablaremos.

Dicho esto, lo bueno y malo, a grosso modo, vamos a analizar un poquito mas en profundidad.

Bien, se nota que Anderson, el director, es un fan de la franquicia Alien. ¿Por qué?, pues porque nos presenta unos predators fuertemente armados (más que los vistos hasta ahora), con una tecnología del copón, unas cualidades físicas asombrosas (de hecho muchos fans se quejaron por el aspecto demasiado «ciclado» de los predators) y, con todo ello, salvando al protagonista (apodado Scar), duran menos antes un puñado de aliens que una piruleta a la puerta de un colegio. ¿Perdón? Aunque el depredador conocido como Celtic tiene una lucha bastante espectacular con el que parece ser el mas avispado de los aliens, acaba palmándola por tonto. Así de sencillo. Ah bueno, y no olvidemos que Scar, el predator prota, termina necesitando la colaboración de la humana para terminar por vencer a la Reina Alien. Aunque se lo perdonamos dada su condición de «jovencito» y que una Reina Alien, pues oye, es mucho bicho.

También se nos antoja ridículo en la trama, el supuesto mecanismo para llamar la atención de huéspedes humanos con los que poder empezar la caza.

A saber: los cazadores, que realizan este ritual una vez cada cien años, activan un sistema en la pirámide que, si tienes un super satélite (de los que parece que debe haber dos o tres como mucho en todo el mundo), igual tienes suerte y localizas la señal y, si tienes el finde libre, decides ir allí a investigar para que,  con mala suerte, llegues a la sala de los sacrificios y te salte un «atrapacaras» encima para que, de este modo, pueda ya al fín comenzar la cacería…. ¿Es cosa mía o no era más fácil abducir un puñado de humanos y llevarlos allí sin más?? O cabras… o cualquier otro bicho, por que si hemos visto Alien 3, recordaremos que los Aliens pueden gestarse en cualquier especie, eso si, cogiendo características de su anfitrión.

A ese tipo de cosas me refería con lo de los fallos del guión.

Pero… joder, a pesar de todo esto, a pesar de que me defraudó (y mucho) los rostros de los predators (leve e idiotamente humanizados para «conectar mejor con el espectador», según director y productores…¿?), a pesar de que no entiendo como los Yautja (¿no os había dicho que ese es el nombre de la especie de los depredadores?) meten un cadáver infectado en la nave sin que haya ningún sistema de escaner o similar que lo detecte, a pesar de todo, chico, ¿qué quieres que te diga?, me encanta esta puñetera película.

Me encanta por el aspecto de las armaduras que llevan los Yautja, me encanta por el aspecto del Predator jefe (Elder) al final de la película y me encanta por Celtic que, aunque la palme pronto, mola un cojón. Vamos, que me encanta porque soy un friki super fan de Predator primero y de Alien después. Y punto.

Por cierto, la escena final dejó claro una posible secuela, la cual se realizó y de la que vamos a hablar también muy, muy pronto. Estaos atentos!

Curiosidades:

-Con esta película y el ritual del sangrado que hacen los Predators, se da por entendido que el Predator de la peli original era otro jovenzuelo en prácticas.

-El deseo de los fans era que la historia se ambientase en el espacio, con naves y marines espaciales (mas o menos donde se ubicaban los videojuegos y cómics). El presupuesto para ello debía ser bastante mayor que el disponible.

-La película, a pesar de las malas críticas generales, tuvo una buena acogida en taquilla que facilitó una segunda entrega, eso sí, de menor presupuesto.

-El diseño de los Aliens es un homenaje al primero, al de El Octavo Pasajero.

-El primero predator en palmarla es conocido como Chopper.

-Existe una versión del Director de la película en la que, aparte de ver cuatro gotas de sangre humana digital, se nos brinda unos 10 minutos de escenas eliminadas.

Ficha Técnica:

Duración: 100 min.

Director: Paul W.S. Anderson

Guión: Paul W.S. Anderson, Shane Salerno

Banda Sonora: Harald Kloser

Fotografía: David Johnson

Productora: 20th Century Fox / Brandywine Productions

Reparto: Sanaa Lathan, Raoul Bova, Lance Henriksen, Ewen Bremner, Colin Salmon,Agathe De La Boulaye, Tommy Flanagan, Carsten Norgaard, Joseph Rye, Tom Woodruff Jr., Adrian Bouchet, Ian Whyte, Sam Troughton

 

Trailer original

Y aquí os dejamos un video parodia de AVP, que aunque se realizó para promocionar la segunda entrega, pues como lucen el aspecto de los de la primera, ahí os lo soltamos:

Galería de imágenes: